CCOO, UGT y SCP amplían el ERTE de las plantillas de Renault Valladolid y Palencia hasta el 31 de diciembre

La dirección de empresa se niega a aplicar las medidas del Plan Social que vienen reflejadas en el convenio colectivo y que se solicitaron por parte de CGT en la anterior reunión.

Esta mañana se ha celebrado la segunda reunión del período de consultas para la continuidad del ERTE actualmente en vigor en Renault Valladolid y Palencia. En dicha reunión, la empresa, junto con CCOO, UGT y SCP, han llegado a un acuerdo para la aceptación de dicha ampliación, en los mismos términos que ya figuraban en el primer ERTE firmado meses atrás y que, por parte de CGT no fue aceptado, al entender el sindicato que las trabajadoras y trabajadores no son los que tienen que pagar las decisiones erróneas de las multinacionales.

Desde el sindicato CGT muestran su rechazo a la firma de este ERTE, ya no sólo por lo expuesto anteriormente, sino por la negativa de la empresa a aplicar las medidas del Plan Social reflejadas en el Anexo IX del Convenio Colectivo, para evitar el impacto que este ERTE pueda tener en la plantilla, no dando otra opción a las trabajadoras y trabajadores que consumir su prestación por desempleo, sea cual sea su situación laboral.

La organización anarcosindicalista vuelve a denunciar las prisas que parecen tener algunos en este tipo de reuniones y la nula voluntad del resto de organizaciones a ejercer una mínima presión ante la multinacional, la cual, entienden desde el sindicato, ya sabe que tiene el ERTE aceptado por esos sindicatos antes de ni siquiera plantearlo. “Es de lamentar que siempre presentemos alternativas en solitario porque el resto acepta sin ningún reparo los planteamientos de la empresa”, exponen desde el sindicato.

CGT demanda ante la Inspección de Trabajo el anuncio del retraso de inicio de actividad en la factoría de Renault Valladolid

El sindicato considera que dicho anuncio incumple tanto el convenio colectivo, como el reglamento de la bolsa de horas, el propio Estatuto de los Trabajadores y la Ley Orgánica de Libertad Sindical, pretendiendo puentear a los órganos legales de representación en la empresa.

Desde la Confederación General del Trabajo se ha interpuesto una demanda ante la Inspección de Trabajo de Valladolid, en la que ha denunciado la comunicación del retraso del inicio de la actividad en la factoría de Carrocerías-Montaje de Renault Valladolid.

Dicho anuncio, según informa CGT, ha sido notificado a la comisión de seguimiento del ERTE (compuesto por los firmantes del mismo), y supone una ampliación, o bien de la bolsa de horas anunciada días antes del pasado 18 de junio, o bien la aplicación de más días de ERTE para aquellas trabajadoras y trabajadores que ya hayan agotado las horas de flexibilidad establecidas por acuerdo.

Desde este sindicato entienden que la comisión de seguimiento del ERTE no es un órgano de representación de los trabajadores y que su misión se tiene que limitar a que se cumplan los términos establecidos en el acuerdo del ERTE; en ningún caso, está capacitada para incumplir el convenio colectivo, el reglamento de la bolsa de horas, el Estatuto de los Trabajadores y la Ley Orgánica de Libertad Sindical.

Desde la organización anarcosindicalista denuncian que dicha ampliación de días de bolsa de horas no se ha notificado a la representación de los trabajadores, tal y como estable el propio convenio de Renault, y que tampoco se ha cumplido por parte de la empresa con la comunicación de previsiones mensuales de producción, como así se establece en el nuevo convenio firmado recientemente.

Del mismo modo, desde CGT denuncian la forma de notificar a los trabajadores y trabajadoras afectadas dicha ampliación, ya que, según CGT, dicha notificación se ha realizado a través de grupos de whatsapp y aplicaciones móviles (en algunos casos ni eso), vulnerando el derecho de la plantilla a la desconexión digital y acosándola fuera del entorno laboral.

Desde CGT se solicita a la inspección de trabajo la nulidad de los días de paradacomprendidos entre el 7 y el 13 de julio.

DESPEDIDO, ¡¡¡READMISIÓN!!!

Desde CGT queremos manifestar nuestra solidaridad con el compañero despedido. Pese al cruce de comunicados que hemos mantenido en los últimos días entre CGT y CC.OO, creemos que ante semejante acto de “terrorismo patronal” por parte de la empresa, lo que corresponde es cerrar filas en torno al compañero despedido. En CGT somos perfectamente conscientes de que la única manera de revertir la situación es mediante una férrea unidad de acción.

Desgraciadamente, nosotros hemos atravesado por alguna situación similar en cierta ocasión y sabemos perfectamente lo que supone quedarse sólo. Este no será el caso. Compañeros de CC.OO, podéis contar con nuestro apoyo para lo que necesitéis. Entendemos que ante un comportamiento al más puro estilo mafioso por parte de la empresa, lo que corresponde es pegar un puñetazo encima de la mesa que retumbe hasta en la Cartuja. Sólo mediante una unidad de acción lo suficientemente contundente, podremos lograr la readmisión del compañero. Es más necesario que nunca bajar los humos a esta empresa que, con el paso de los años, se ha convertido en el máximo exponente de tiranía empresarial en todas las ciudades en las que cuenta con centros de trabajo.

Cualquier medida de presión que decidáis convocar (asambleas, paros, huelga, concentración en la puerta de la fábrica), será apoyada por CGT sin dudarlo. También, si decidís recurrir ante el Comité de Empresa (órgano en el que CGT ostentamos la presidencia) podéis contar con nuestro apoyo en las medidas que propongáis. Es nuestro deseo dejar a un lado las diferencias, y cavar juntos la trinchera hasta conseguir la readmisión del compañero. Aunque en muchas ocasiones CGT hemos echado en falta el apoyo de otras organizaciones en casos similares, nunca es tarde para encarar con fuerza y determinación las agresiones de la empresa contra trabajadores y trabajadoras.

Siendo también conocedores del mal trago por el que está atravesando el compañero despedido, vaya con él todo nuestro cariño, apoyo y solidaridad.

DESPEDIDO, ¡¡¡READMISIÓN!!!